Microondas usados ¿Una buena opción?

Los microondas son equipos que día a día usamos en nuestro hogar. Estos electrodomésticos llegaron siendo una excelente opción para sustituir a las cocinas a la hora de cocinar y todo lo que deriva de esto.

Sin embargo, hay personas que no pueden permitirse comprar un microondas. Las razones pueden ser varias, su precio, el consumo eléctrico o porque simplemente no es el momento para comprarlo porque tenemos gastos más importantes.

Pero como en la mayoría de los casos, existe una solución que podemos aprovechar. Estamos hablando de los microondas usados. Estos se presentan como una alternativa para ahorrarnos un gasto que podría ser elevado y darnos la solución que tanto necesitamos.

Sin embargo, en estos casos tenemos que algo usado podría salir caro. Muchas veces no conocemos el estado de las cosas que compramos, estas podrían tener una falla o tener algo roto en su interior y nosotros no tendríamos cómo saberlo.

Es por ello que el día de hoy vamos a hablar sobre si tener un microondas usados es una buena idea o no.

¿Un microondas usado es buena idea?

La respuesta puede ser sí y no. Todo depende de dónde tengamos pensado comprar dicho equipo.

Por ejemplo, si decidimos comprarlo en una tienda de segunda mano, es probable que tengamos una buena experiencia y contemos con un equipo que aún tiene vida útil. Lo mismo sucede con plataformas online como Amazon o MercadoLibre donde podremos comprar y tener seguridad de que recibiremos algo de calidad.

Sin embargo, hay momento en los que hacer una compra de algo usado puede ser arriesgado. Estamos hablando de los casos en los que compramos un equipo a una persona a través de páginas como Facebook o Instagram.

Cuando hagamos esto debemos tener cuidado puesto que con facilidad podrían estafarnos y lo barato terminaría por salirnos caro. Pero esto no es todo, hay otros motivos por los cuales podríamos pasar de comprar un microondas usado.

Motivos para no comprar un microondas usado

Todos los electrodomésticos tienen una vida útil y conforme el tiempo avanza, esta se agota y las fallas se harán presentes tarde o temprano. En el caso de los microondas tendremos que luego de ciertos años estos empiezan a emanar radiación que podría ser dañina para las personas.

Por otro lado tenemos al circuito eléctrico que permite el funcionamiento del microondas. Cuando este falla tendremos que cambiar piezas de manera constante, por lo que podría salirnos más caro comprar algo usado que nuevo.

Lo último que podemos mencionar es que no tendremos garantía. Cuando compramos un producto nuevo por lo general contamos con una garantía de meses o años, algo que en el caso de productos usados, no tenemos.

Basándonos en esto, podemos decir que comprar un microondas usado es una idea ni buena ni mala. Todo dependerá de la situación de la persona y sobre todo, a quién y dónde lo compre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *